vistas que no tienen precio

Ver cómo un tucán come libremente de una fruta que ahora crece del humedal de tu jardín es un lujo. Se siente bien!!

Tengamos presente que aquí los nuevos somos nosotros los humanos, que está es su tierra desde siempre y por lo tanto lo lógico es compartir papaya y cuidar a los tucanes y todo en la naturaleza.


Tulum crece sobre la selva y eso es inevitable. Pese a eso aquí están los árboles y la fauna; el reto la coexistencia.


La papaya de la foto crece entre un bosque de plátanos que plante en la primera casa que hice. Platanos y papayas se riegan con aguas tratadas de esa misma casa. Con el Tucán y otras aves se cierra el circulo natural, que bonito verlo, ser parte y tener el tiempo para apreciarlo. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s