la familia peluda

Tulum aun sigue siendo un pueblo pequeño, donde pese a ser destino vacacional y tener temporadas de mucho ruido y movimiento, se vive muy tranquilamente con tiempo para ver, observar, pensar,… ser.

Poder convivir con perros y gatos, es sin duda de mis mayores suertes. De ellos y con ellos aprendo y rio todos los días. Cada uno tiene su historia y manera de ser, con sus cambios de humor, variedad de expresiones faciales o sonidos.  Son para mi muestra absoluta de que los animales sienten igual que sentimos nosotros y son parte fundamental y balance imprescindible de esto donde los humanos vivimos y que llamamos planeta tierra.

Diseño mis casas pensando en la coexistencia, respetando arboles y naturaleza en la medida de lo posible. Que perros y gatos tengan donde estar sin molestarse y zonas donde conviven y juegan. Sin lugar a dudas es mucho mas complicado enseñarles que respeten las plantas, a que se respeten entre ellos.  A los gatos les gustan las flores, a los perros buscar zonas húmedas y algunas hojas afiladas para limpiarse los dientes… o fastidiarme.

 

Hoy entiendo que con ellos, al igual que nos pasas a los humanos con tantos temas, es un tema de educación, costumbre o lo que se nos enseñan cuando somos pequeños. Si uno permite que gatos y perros se conozcan y convivan en unas condiciones adecuadas desde que son pequeños, esos perros y gatos serán amigos entre ellos.

despues-del-paseo-1

Todos ellos y alguno mas al que pude encontrar nueva casa son de alguna manera u otra animales rescatados, pero me da la impresión de que el rescatado fui yo…. GRACIAS, muy feliz año, y confío que durante 2017 seguiremos paseando cada mañana.

we-are-one

WE ARE ONE (1)

 

vivir con vistas verdes

Si me vine a vivir a al trópico es para tener vistas verdes. Las plantas son vida, son térmicas, son agradables de ver, son verdes y de muchos otros colores.

Disfruto diseñando casas que se adaptan a los arboles y palmeras Chit que ya están en cada terreno, y utilizo sistemas de reciclaje de aguas con humedales fabricados donde entre otros crecen plátano, hoja elegante, papaya…

Crecí en tiempos que no valoraban las tareas manuales y eso si lamento de mi pasado, pues me gustaría hacer cosas que se como las quiero pero no hacerlas. Con la jardinería  es otra cosa y lo paso muy bien. A fin de cuentas, lo de meter las manos en la tierra o agarrar pico y pala… lo podemos hacer todos y es muy sano.

alberca

Me gusta crear espacios donde conviven los arboles que ya estaban con plantas nuevas, inventar recorridos dentro de cada terreno por donde pasear entre plantas y piedras que se colocan con toda la intención, plantar un coco, regar una ceiba, regalar sábila….

Hoy en día pocos tenemos la suerte de despertar y ver escenas como estas; el gato tentando su suerte, pájaros regresando a los arboles que conocen pues al igual que ellos, ya estaban aquí antes que nosotros. Me queda claro que tanto animales como plantas agradecen que les cuidemos, lastima que como humanos muchas veces no seamos nada conscientes .