tiempo para uno mismo

Siempre pensé que Tulum es destino para los que no necesitan ser entretenidos, para quien agradece los silencios, estar con uno mismo y los que disfrutan de la vida por el hecho de vivirla mas que contarla.

Ya son 20 años desde mi primera vez aquí, y como en todo las cosas cambian. No se si esto perdure, el mal llamado “desarrollo” esta llegando, pero mientras se pueda hay que aprovechar la paz, y esos maravillosos espacios donde poder de vez en cuando estar solo, magníficamente con uno mismo.

 

Sueños y Metáforas.


Hay veces que uno sueña tan real, que al menos por un tiempo lo recuerda perfectamente llegando incluso por momentos a creer que uno si lo vivió. Eso me paso a mi hace ya unos cuantos años y tengo que reconocer que me toco hacer memoria de viajes para llegar a la dolorosa conclusión que había sido un sueño.

Los Mayas entre otros muchos detalles que tiene Tulum, colocaron dos ventanas en el templo principal, que vistas desde el mar en los tiempos adecuados, permitían a los visitantes amigos e informados entrar navegando sin riesgo de quedar atrapados por el arrecife de coral que nos cuida, que en aquellos tiempos sin duda era mas frondoso y motivo importante de porque se instalaron aquí.

llegando desde el marFue hace unas semanas que camino a nadar en el arrecife con un pescador local, navegamos frente las ruinas y aunque no hicimos el paso por el canal de 30 metros que según me contó el pescador aun hoy ellos utilizan orientándose con las ventanas, recordé perfecto la escena de aquella vez que junto con unos amigos y llegando desde Playa del Carmen, entrábamos navegando usando como guía las dos ventanas del templo principal, cuidándonos mucho de siempre poder ver la luz por ambas ventanas simultáneamente, pues como en tantas otras cosas de la vida, en caso de perderlas (la luz) sin duda quedaríamos atrapados.

Hoy vivo en Tulum y tengo claro que sin luz, mejor nada. Que listos eran estos Mayas!!

soñador

vintage Tulum

nada por aqui

nada por aqui

Tulum ha crecido bastante durante estos últimos años, y los expertos dicen que seguirá creciendo. de todas maneras hoy en día, y confiemos que por toda la vida siga así, uno al pasear, encuentra imagenes que me regresan en el tiempo, a las primeras veces que llegue a Tulum ya hace bastantes años, a ver las ruinas, o quedarme en alguna cabaña perdida en la playa, por supuesto sin luz y con suelos de arena.

nada por alla

nada por alla